Santa Ana Office: 1522 E 4th St. Santa Ana CA 92701(909) 782-3451

Ontario Office:
123 W B St.Ontario CA 91762(951) 502-0002
Santa Ana Office: 1522 E 4th St. Santa Ana CA 92701(909) 782-3451

Ontario Office:
123 W B St.Ontario CA 91762(951) 502-0002

Qué es un nombre de Dominio en internet?

Illustration

Fíjate si empezamos por lo básico que voy a explicarte el significado de la palabra «dominio»:
Según la RAE, la última acepción para la palabra dominio dice textualmente que es la «denominación que identifica a un sitio en la red y que indica su pertenencia a una categoría determinada».

Resumiendo, y como ya te contaba al principio de este artículo, es el nombre exclusivo que se le da a un sitio web para que cualquiera pueda visitarlo en Internet. Por ejemplo, el dominio de este blog que estás leyendo ahora mismo es www.iiiho.com
Hasta aquí sencillo, ¿verdad?

Lo que pasa es que detrás de todo esto hay más chicha de la que parece. Puede parecer un poco lioso al principio, pero quiero que lo entiendas bien porque además de curioso te va a ser muy útil.

¿Qué es un dominio exactamente?
Ok, ya sabes que cuando se habla de un dominio de Internet (también llamado «dominio virtual») nos referimos al nombre que se le da a un sitio web para meterlo en el navegador y poder visitarlo.

Pero, ¿por qué se hace así? ¿Es que las páginas web se guardan en el hosting directamente con este nombre de dominio?
Pues NO.
Los navegadores web en verdad acceden a los sitios en Internet (que están ellos tan ricamente almacenados en sus hosting) a través de una dirección IP (Internet Protocol), un numerito muy largo del tipo 104.28.13.62 que ayuda a saber en qué servidor se encuentran.

Esto lógicamente tiene 3 ventajas principales muy claras:
-El dominio de un sitio es mucho más fácil de recordar que su IP (imagínate llamar a tus amigos por sus direcciones postales en vez de por su nombre).
-Permite tener muchos más sitios en Internet, porque hoy en día muchos dominios web pueden compartir por ejemplo la misma IP del servidor web donde están alojados (luego internamente el servidor sabe a qué dominio se está accediendo).
-Es mucho más flexible por ejemplo a la hora de cambiar tu sitio de un alojamiento web a otro, porque la IP puede cambiar pero el dominio seguirá siendo el mismo (imagínate avisar a todo el mundo de que has cambiado de IP).
¿Cómo funciona?
Pues muy sencillo.

Conoces el dominio del sitio que quieres visitar y sólo te hace falta un sistema que se encargue de «traducir» ese dominio en una IP que pueda entender tu navegador web. Y eso es precisamente lo que hace el DNS o Domain Name System (sistema de nombres de dominio).

Así que el servidor DNS, vendría a ser la «guía telefónica» que usan los navegadores web para saber dónde está el sitio que estás buscando por su nombre de dominio.
Ciclo de vida
Sí, los dominios tienen un ciclo de vida y unos estados por los que van pasando en función de si se ha registrado, si ha caducado, etc. Y créeme que es importante que los conozcas bien para evitar «confusiones»:
Disponible: aquí el dominio «está libre» y puedes registrarlo para que sea tuyo.

Registrado: una vez que lo registras para ti (mínimo por 1 año y máximo por 10 años), ya nadie más puede registrarlo.

Activo: al poco de registrarlo el dominio pasa a estar activo y ya puedes usarlo durante los años que lo hayas registrado (de 1 a 10 años). Siempre puedes renovar el dominio por más años para evitar que te caduque.

Período de Gracia (renew grade period): si no se ha renovado mientras estaba activo, en este período de tiempo el dominio deja de funcionar aunque se puede renovar por el precio habitual de renovación (no todos los tipos de dominios tienen este período de gracia).

Período de Castigo (redemption grace period): si aún no se ha renovado, en este período de tiempo el dominio sigue sin funcionar aunque se puede renovar por un precio mucho mayor al precio habitual de renovación (no todos los tipos de dominios tienen este período de castigo).

Período de Eliminación (pending delete): si llega a este período de tiempo el dominio ya no se puede renovar y simplemente espera a ser liberado para estar disponible otra vez (no todos los tipos de dominios tienen este período de eliminación).

Registro
Ok, ya sabes qué es un dominio, los tipos que hay y su ciclo de vida.

Ahora voy a explicarte de forma sencilla todo lo relacionado con el registro de dominios web para que puedas elegir mejor a la hora de contratar un dominio propio.
¿Qué organismo regula los nombres de dominio?
Principalmente son 2 organizaciones las que se reparten las tareas de gestionar toooodos los dominios de Internet, direcciones IP, servidores DNS, protocolos de Internet, etc:
IANA
ICANN
Y son estas las que deciden qué empresas u organismos pueden ser «registradores acreditados» para poder registrar dominios.
¿Cómo saber si un dominio está libre?
Pues es muy sencillo.

Para buscar dominios libres lo más normal es que en la página web de casi cualquier agente registrador o proveedor de hosting te encuentres con un buscador, ahí puedes buscar el dominio que quieras y te dirá si está libre o no.
¿Dónde y cómo registrar un dominio?
Hoy en día puedes contratar o registrar un dominio directamente desde la página web de casi cualquier proveedor de hosting o agente registrador de dominios.

Mi consejo es que elijas al proveedor donde vayas a hacer la reserva de dominio en función de lo que necesitas y no sólo porque tenga dominios baratos.

Una vez elegido el registrador, verás que el proceso para comprar un dominio es muy sencillo porque te va guiando paso a paso:

1.-Comprobar si el dominio está libre.
Elegir los años que quieres registrarlo (suelen hacerte una rebaja mayor cuantos más años contrates).
2.-Poner tus datos como titular del dominio.
3.-Hacer el pago.
4.-Esperar unas horas a la propagación de DNS para que cualquier navegador web pueda «traducir» el dominio a su IP correspondiente.

Bueno, ya ves que no era tan complicado como parecía, ¿verdad?

Al menos espero que te haya servido para entender mejor qué es un dominio web y cómo funciona en Internet, por si estás pensando en crear una página web o crear un blog.